El ámbito de los coches ha sufrido muchas transformaciones desde la invención del primer coche, los cambios en el área parecen no bastar. Hoy no es suficiente un coche de conducción manual, con cambios automático o que estén ubicados en el área del volante. Los coches, cada vez se hacen más modernos.

Son un verdadero compendio tecnológico, aunque los cambios vayan más de la transformación en la carrocería, un coche es más de lo que el ojo puede apreciar a simple vista. Las gestiones electrónicas que ayudan a controlar el motor del coche son cada vez más modernas, y es lo que está marcando la pauta.

Actualmente muchos coches están equipados con modos de conducción y aunque no todos saben cómo funcionan realmente, estos representan un gran avance en el sector automovilístico.

¿Para qué sirven los modos de conducción?

Los coches modernos están dotados de diversos modos de conducción, los más comunes son; Eco, Confort o normal y Sport o Dynamic. En los coches que son de usos deportivos suele incluirse el modo de conducción Race, R o Sport plus.

Muchos saben que sus coches están dotados de estos modos de conducción, pero, ¿sabes hacer uso de estos?, ¿Sabes realmente cómo funcionan?, conoce más acerca de ellos.

  • Modo ECO: este modo de conducción lo que hace es empobrecer la respuesta del motor, esto con el objetivo de generar ahorro de combustible. En algunos casos este modo de conducción permite limitar la velocidad máxima con la que cuenta el coche.

Los expertos recomiendan el uso del modo de conducción ECO para circular en zonas urbanas donde el coche tiene una demanda mecánica menor.

  • Modo confort o normal: este es el modo de conducción con el que los coches vienen predefinidos al arrancar. Se recomienda el uso de este día a día, ya que, logra un excelente equilibrio entre prestaciones y ahorro de combustible.
  • Modo Sport o Dynamic: el uso del modo de conducción sport está diseñado para que el coche haga uso de su máximo rendimiento. Es decir, este modo de conducción da rienda suelta a la potencia del coche, se recomienda hacer uso de esto solo en autopistas y vías amplias de poca circulación.

La ubicación de los modos de conducción suele ser en la consola central del coche, estos se distribuyen en botones. En algunos casos suelen ubicarse en un mando giratorio, o pueden ser manipulados a través de una pantalla. Conocer el uso de cada modo de conducción puede ayudarte a sacarle el máximo provecho a tu coche durante la conducción.

¡Compártelo!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies