Es frecuente que algunas averías aparezcan durante la época estival, por lo que desde Ginés García Talleres, tu taller mecánico en Murcia, te damos unos útiles consejos para cuidar tu coche en los meses de verano. Es la estación preferida para muchos; el calor y las vacaciones son dos de sus los protagonistas. En los meses de julio y agosto las temperaturas suben considerablemente, llegando a superar los 45º en algunas zonas de la península y las islas españolas, y este incremento tan elevado puede tener repercusiones negativas para nuestro vehículo, ya sea una moto, un utilitario o un camión.

 

Sobre todo, el que más afectado se ve es el motor: puede perder potencia y la temperatura elevada no le beneficia, al igual que los frenos y los neumáticos. Pero también la carrocería del automóvil se resiente, ya que puede permanecer gran número de horas expuesta al sol, con temperaturas muy altas. Es decir, tanto si nuestro coche está en movimiento como si se encuentra estático, si está expuesto al sol y a muchos grados de temperatura va a resentirse.

 

Podemos tomar algunas precauciones para evitar posibles incidencias:

 

  • Es muy importante revisar el nivel del líquido refrigerante del motor, ya que si no llega al mínimo éste puede calentarse en exceso y sufrir una grave avería. Es recomendable rellenarlo hasta el máximo indicado en el depósito reservado a este líquido. Y si cuando conducimos el motor alcanza la temperatura máxima aconsejada, con especial cuidado en las subidas a puertos de montaña, es conveniente disminuir la velocidad, apagar el aire acondicionado o, incluso, parar el vehículo con el motor encendido hasta que se enfríe; el ventilador del motor se encargará de ello.

 

  • Revisar también los neumáticos al comienzo del verano, tanto su estado como su nivel de inflado, nos va a ayudar a prevenir un reventón u otros problemas en las semanas venideras. Hemos de comprobar que la presión de nuestros neumáticos no está por debajo de la recomendada; lo recomendable es hacerlo cada dos semanas, y siempre antes de realizar un viaje. Si es algo que durante todo el año ha de cuidarse, los meses de verano con mayor razón, ya que la temperatura del asfalto resiente nuestras ruedas con más facilidad.

 

  • Algo que podemos hacer durante todo el año para prevenir que se estropee en verano es encender nuestro aire accionado con regularidad, aunque sea brevemente. Los meses de invierno no lo utilizamos como es lógico, ya que no lo necesitamos, pero estar muchos meses apagado y después usarlo durante muchas horas de golpe no es recomendable; así puede dejar de funcionar con mayor facilidad que si hemos ido accionándolo durante todo el año.

 

  • Es muy incómoda y desaconsejable la sensación de entrar en el coche y que esté ardiendo; es una situación en la que todos nos vemos en verano, a veces porque dejamos el coche aparcado en un lugar con sombra y cuando volvemos le está dando el sol de lleno o porque directamente lo estacionamos al sol. Por eso es importante en la medida de lo posible aparcar en zonas interiores, o asegurarnos de que el vehículo estará recibiendo sombra el mayor número de horas posible. Así serán menos probables los desperfectos de la carrocería y de los elementos interiores.

 

¡Esperamos que estos consejos para cuidar tu coche en los meses de verano de Ginés García Talleres te sean útiles!

¡Compártelo!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies