Para detectar los fallos de tu coche, siempre te aconsejaremos que contactes a un especialista, una llamada a tu taller de confianza puede bastar para que se lleve a cabo la revisión de tu coche y se detecten adecuadamente los fallos.

Pero, en ocasiones, saber identificar cuando algo marcha mal, con el sistema eléctrico del coche, por ejemplo, puede ayudar a prevenir complicaciones. Puedes evitar quedarte varado en la calle, o simplemente agravar el fallo, por eso te dejamos algunos consejos que te ayudarán a identificar fallos eléctricos de tu coche.

¿Cómo identificar fallos eléctricos de tu coche?

Fallos en la batería:

  • Durante el encendido, el motor tiene un sonido más lento al que hace de costumbre, e incluso puede llegar a apagarse.
  • Al encender las luces cuando el motor está apagado, estas no tienen ni la potencia ni el alcance que acostumbran.
  • Las ventanas eléctricas suelen trabajarse o el proceso de bajar y subir lo hacen muy lento.

Cables dañados:

  • El claxon, tras ser presionado por mucho tiempo, pierde la potencia del sonido.
  • Un fusible se quema constantemente, y debes reemplazarlo con demasiada frecuencia.
  • Luces demasiado brillantes, debido a que el alternador trata de resolver la falta de conexión, y produce muchas más electricidad.

Problemas con el alternador:

  • Los indicadores y agujas que están en el tablero se descontrolan con frecuencia  o en ocasiones se detienen.
  •  La batería se descarga repentinamente haciendo imposible el encendido del coche.
  •  El alternador se sobrecalienta y el coche huele a cable o cacho quemado.

Problemas de los fusibles:

  • Los limpiaparabrisas se traban o se detienen por completo.
  • El radio no suena adecuadamente, lo hace como si hubiese interferencia, o simplemente no enciende.
  • Un grupo de luces no funciona, pueden ser las de frenado, retroceso, u otras.

Problemas con las bujías:

  • Al ser las encargadas de realizar el proceso de combustión. Cuando no funcionan, tu coche no enciende.
  • El ciclo de combustión se ve afectado.

Este es uno de los fallos eléctricos más comunes de tu coche, pero por fortuna, una de los más fáciles de solucionar.

Batería, alternador y fusibles, estos son los fallos que se presentan con mayor frecuencia, asociados a problemas eléctricos de tu coche. Identificarlos, tomando en consideración los aspectos descritos, te servirá para no quedarte varado y tomar las previsiones pertinentes como llamar a tu taller para un servicio de asistencia.