El embrague es la pieza clave del coche que permite que la potencia del motor sea trasladada a las ruedas del coche, permitiendo su movilidad, es por eso, que lograr identificar cuando un embrague está fallando es tan importante para algunos conductores.

Ese simple pedal que permite el cambio de las marchas del coche es muy usado, día a día, cuando te subes a tu coche y de desplazas en este, haces uso continuo del embrague, por lo que garantizar su funcionamiento es de vital importancia.

¿Cómo saber si el embrague del coche está gastado?

Es importante que reconozcas ciertos síntomas que indican que algo no  va bien con tu embrague, si bien son muchos los indicadores, los más importantes y fáciles de percibir son los siguientes:

  • El embrague comienza a patinar, esto quiere decir que aunque aumentes de vueltas el motor, la potencia no llegará a las ruedas por lo que tu coche no aumentará la velocidad, a esto se refieren los conductores cuando explican que el embrague del coche patina.

Esto podrás notarla en lugares donde requieres más potencia del coche, por ejemplo en las subidas de una cuesta

  • Olor a quemado, esto suele pasar cuando utilizas el embrague para una conducción más agresiva, o cuando dejas demasiado tiempo el pie sobre el pedal,  esto generará un aumento de temperatura que producirá el olor a quemado, si las piezas no se enfría adecuadamente, el embrague sufrirá daños importantes.
  • Otro síntoma de desgaste en el embrague es la presencia de ruidos en esta zona, de acuerdo al ruido del embrague puede presentarte algún tipo de fallo en el embrague; un sonido de rozamiento puede indicar un mal ajuste, mientras que un chirrido puede indicar desgaste en alguna pieza.

Otros  ruidos en el embrague son; ruido que se presenta al pisar lentamente el embrague, puede indicar  un problema del collarín, ruido al embragar, lo que puede indicar desgaste en el amortiguador del disco.

  • El pedal del embrague está muy duro, este es un de los síntomas de avería del embrague de más fácil percepción, cuando está muy duro o el recorrido normal de este se ha acortado, es un indicio de que el disco del embrague tenga un desgaste considerable, es hora de cambiarlo.

Ante la presencia de cualquiera de estos síntomas de avería de un embrague es fundamental que acudas a un taller de confianza, lo aconsejable es que lo hagas a una velocidad baja, en especial si percibes que el embrague patina o está más duro de lo normal.

¡Compártelo!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies